Fotógrafos | Robert Doisneau, el artista cómplice de las calles de París.

Hablar de la fotografía en blanco y negro del siglo XX, es hablar de la gente, las calles y los escondites de París. Todo ello de la mano de grandes fotógrafos de la historia como Henri Cartier Bresson, Brassaï o Robert Doisneau. Hoy, hemos decidido echar la vista atrás y recordar a uno de ellos, uno de los grandes de la fotografía: Robert Doisneau.

La esencia de Doisneau, lo mejor de su fotografía.

Doisneau vivía pegado a su Leica.

Robert Doisneau impregnó a sus fotografías una mentalidad propia. El paso del tiempo y el todo fluye era lo que le movía a salir a la calle y capturar instantes para la historia. Con la sencillez del más profesional, tomaba fotografías de las personas anónimas de París, en sus casas o en los cafés más emblemáticos.

Doisneau estaba fascinado por los parisinos que vivieron y trabajaron en torno a él. Él les retrataba en su propio e inimitable paisaje urbano, rindiendo constantemente un homenaje a lo ordinario. A través de los ojos de Doisneau, París se convirtió en algo parecido a un escenario donde los parisinos aparecían encarnando a actores como en una película, interpretando el papel que Doisneau les había asignado.

A lo largo de los años supo captar, día tras día, “los gestos comunes de la gente común en situaciones ordinarias“. Las alegrías que sentía y descubrimientos que hizo, constituyen el objeto de sus fotografías: la capacidad de comunicar una relación implícita pero momentánea que lo convertía en aquello que fotografiaba.

La Segunda Guerra Mundial, el fotoperiodismo obligado.

El estallido de la Segunda Guerra Mundial y la posterior ocupación nazi de París, trajo un alto en el camino en la carrera de Doisneau. Pasó de retratar el glamour de las calles parisinas a tomar una serie de postales que ilustraban la vida de Napoleón, fotografiando científicos notables y haciendo documentos falsos para la resistencia francesa.

Cuando la guerra terminó, mientras que muchos de los contemporáneos se propusieron convertirse en reporteros gráficos a escala internacional, Doisneau continuó haciendo un registro obsesivo y meticuloso de la vida cotidiana en Francia, lo que mejor le definía.

El legado de Robert Doisneau, imágenes convertidas en historias.

Doisneau nunca se cansó de fotografiar París.

Si echamos un ojo al trabajo que realizó el fotógrafo parisino, podemos decir que el legado que ha dejado son pocos minutos de la eternidad congelados en papel fotográfico: unos minutos de asombro y emoción a través de la cual se las ingenia para mostrarnos la complicidad entre el fotógrafo y el hombre o la mujer que retrata, ya que como él mismo decía, “uno debe tomar una foto sólo cuando uno se siente lleno de amor al prójimo“.

linea

Para nosotras, Doisneau es quizás el fotógrafo que más nos gusta del siglo XX, pero no es el único ni mucho menos. Mañana os traeremos en manos de Rebeca una lista de los 10 fotógrafos más influyentes.

Y vosotros…¿con cuál os quedais?

Anuncios

Un pensamiento en “Fotógrafos | Robert Doisneau, el artista cómplice de las calles de París.

  1. Pingback: Curiosidades | ¿Qué historia se esconde tras “El Beso” de Doisneau? | Curiosos de la Fotografía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s